Gracias a una paloma


Mara Vrabie la conocí gracias a una paloma. Su apellido «Vrabie» significa gorrión y como todas las aves que vuelan felices por el cielo, estábamos destinadas a conocernos. Lo que más me gusta de mi trabajo es haber hecho amigos como ella gracias a un dibujo. Tan sencillito como bonito… La compró a través de una página desde Bucharest, la ciudad donde vive, y desde entonces he visto crecer (también nacer) a sus hijas con los vestidos, camisetas, zapatillas, mochilitas… del Dolça World . A veces me llegaban noticias de ellas en la playa, otras en el campo, en el parque, esperando al tren, en la ciudad, tiradas en el suelo dibujando o tumbadas en el sofá. Cuando se les ha ido quedando pequeño, lo han ido heredando unas a otras incluso tres veces. De hermana a hermana, de hermana a prima y de prima a amiga… Incluso Daria ha comenzado a jugar al balonmano.

Daria fue la primera de las hermanas que empezó a vestir de Pajarito…
Cuando daria cumplió unos 6 años, llegó al mundo Vera y su mamá quiso rápidamente que también vistiera con el babero «la vida está llena»…
o con nuestro body de la ranita.
…pero pronto lo lució así de bonita ^_^
Cuando a Vera se le quedo pequeño el vestido, lo heredó su prima…
Primero lo vestía Daría, luego Vera y después su prima y amigas…
… estaban como nuevos!
Qué guapa!
Gracias por habernos llevado siempre con vosotras!

Con todo mi cariño…

Dolça
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *